Corea del Sur lanza su mercado de carbono, el segundo mayor del mundo

El mercado de carbono de Corea del Sur comenzó a funcionar el lunes y se ha convertido en el segundo más importante del mundo. Impondrá límites de emisiones a las 525 mayores empresas del país.

El mercado de carbono se ha creado con la intención de ayudar al gobierno en sus esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30 por ciento en el año 2020 con respecto a los niveles actuales.

Bajo este mercado, se les ha dado una cantidad fija de permisos de emisión durante los próximos tres años a los generadores de energía de Corea del Sur, las empresas petroquímicas, siderúrgicas, los fabricantes de automóviles, empresas de electromecánicos y compañías aéreas.

El gobierno ha establecido la cantidad total de emisiones permitidas para el periodo de 2015 a 2017 en 1.687 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono. Cualquier empresa que emita más de lo que tiene permitido, deberán comprar derechos de emisión a otros participantes del mercado.

En la primera jornada de funcionamiento, un primer lote de permisos se comercializó por 7.860 wons ($ 7,26 cada uno) antes de que el precio subiese a 8640  wons ($ 7,97 cada uno). Estos precios son similares a los que se están dando en el mercado europeo, el más grande de mundo. En el primer día de operaciones, cuatro ofertas por un total de 1.040 permisos se entregaron a través de la Bolsa de Corea (KRX), que alberga el comercio.

“Espero que este mercado ayude a las empresas a reducir de forma efectiva las emisiones de carbono y que ayude al crecimiento de la industria verde”, dijo el Presidente de KRX Choi Kyung. El KRX hará esfuerzos para desarrollar el mercado de carbono a medio y largo plazo, por lo que no se centrará en el funcionamiento del mercado a corto plazo”.

Corea del Sur es el segundo país en Asia después de Kazajstán que lanza un mercado de emisiones a nivel nacional, aunque sistemas regionales están funcionando en China y Japón. El mercado de la UE será eclipsado por el sistema nacional de China, que debería estar en pleno funcionamiento en 2020.

ALLCOT