El estudio de fotografía Scott Ralph llega a un acuerdo con Allcot para medir su huella de carbono y compensar sus emisiones

El estudio de fotografía Scott Ralph ha firmado un acuerdo de dos años con Allcot para medir su huella de carbono y compensar sus emisiones.  Scott Ralph, fundador del Estudio Scott Ralph, es fotógrafo exclusivo e independiente. Especializado en fotografía paisajística y de naturaleza que se han publicado en libros, revistas y exposiciones, también ha trabajado en diversos géneros, como fotografía de niños, moda y mascotas. Precisamente, al haber trabajado con regularidad al aire libre, Scott Ralph quería invertir en sostenibilidad, consciente de la importancia que tiene cuidar a nuestro planeta.

Desde 2011 hasta 2014, Scott Ralph ha sido responsable de la emisión de 34t CO2e (toneladas de CO2 equivalentes). Esas emisiones procedían, en su mayoría, del consumo energético de la oficina, de viajes de negocios que eran inevitables y de estancias de hoteles.

El proyecto elegido para compensar las emisiones de Scott Ralph ha sido el Brazilian Rosewood Protected Forest Project (RMDLT), que usa la metodología REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques). Localizado en el municipio de Portel, en el estado de Para, en Brasil, cuenta con un área de 177,899.50 hectáreas con una fauna y flora excepcionales.

El principal objetivo del proyecto es evitar y prevenir la deforestación no planificada de los bosques nativos, evitando así unas emisiones netas de al menos 20 millones de toneladas de CO2 equivalentes, durante los 40 años de vida del proyecto. Este proyecto también apoya a 130 familias que viven de prácticas agrícolas de subsistencia dentro del área del proyecto y proporciona hábitats protegidos para los animales en peligro de extinción, como  el oso hormiguero gigante, el oro Parakeet y el Tamarín Negro-Cubierto.

“El hecho de que los seres humanos tienen un impacto negativo en nuestro planeta es algo que siempre ha sido muy evidente para mí, pero no fue hasta que trabajé en la Antártida en enero de 2014 cuando realmente me di cuenta de la importancia de cuidar el medio ambiente. Elegí invertir en sostenibilidad a través Allcot y compensar mis emisiones de carbono para ayudar en la lucha para preservar nuestra tierra”.

ALLCOT