La Academia Pontificia de las Ciencias organiza un taller sobre el Cambio Climático y Desarrollo Sostenible

“Proteger la Tierra, Dignificar la Humanidad; Dimensiones morales del cambio climático y desarrollo humano sostenible”. Este fue el título de un taller sobre cambio climático que reunió a representantes de diversas confesiones religiosa con el objetivo de: ayudar a fortalecer el consenso mundial sobre la importancia del cambio climático en el contexto del desarrollo sostenible; elevar la importancia de las dimensiones morales para proteger el medio ambiente antes de la encíclica papal; y construir un movimiento global para abordar el cambio climático y el desarrollo sostenible.

La jornada fue organizada por la Academia Pontificia de las Ciencias, la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, organismo de la ONU) y la organización Religiones por la Paz y tuvo lugar en el Vaticano el pasado 28 de abril.

En un comunicado, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, dijo que la ciencia y la religión están totalmente alineados, y no están en desacuerdo con respecto al cambio climático. Aplaudió el liderazgo del Papa Francisco, señalando que ha sido “una de las voces morales más apasionadas sobre el cambio climático.” Dijo que las religiones del mundo pueden ofrecer un liderazgo valioso para transformar nuestras economías, nuestro pensamiento y nuestros valores. Instó a los participantes a continuar reduciendo su huella de carbono y educar a sus seguidores para reducir el consumo irreflexivo.

El taller dio lugar a una ‘Declaración de Líderes Religiosos, dirigentes políticos, líderes empresariales, científicos y especialistas de desarrollo “, que pone de relieve la conexión entre el respeto por el medio ambiente y por las personas, especialmente los pobres, los excluidos, víctimas de la trata de personas y de la esclavitud moderna, los niños y las generaciones futuras. Afirma que “el cambio climático inducido por el hombre es una realidad científica” y “su mitigación es un imperativo moral y religioso para la humanidad”. La declaración continúa explicando que los seres humanos tienen los medios tecnológicos y financieros para combatir el cambio climático inducido por el hombre, mientras que se debe eliminar la pobreza global.

El comunicado explica que: la financiación del desarrollo sostenible, incluida la mitigación del cambio climático, deben ser apoyados por incentivos para la transición hacia la energía baja en carbono, lo que permitirá las inversiones para un desarrollo sostenible; y la mitigación del cambio climático requerirá una transformación a las renovables y otras energías bajas en emisiones de carbono y a la gestión sostenible de los ecosistemas, llevado a cabo en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

ALLCOT