Ikea se compromete a invertir 1.000 millones de euros en sostenibilidad

Ikea se ha comprometido a gastar 1.000 millones de euros en energía renovable y en fabricación sostenible y se une a los esfuerzos que están realizando algunos países desarrollados para luchar contra el cambio climático. “La gente quiere que los líderes den ejemplo. Eso incluye a compañías como nosotros”, dijo Peter Agnefjall, presidente ejecutivo.

El anuncio de Ikea se hace público después de que altos funcionarios de todo el mundo se reuniesen en Bonn, Alemania, para prepararse para la cumbre en París de finales de 2015, en la que los gobiernos tratarán de alcanzar un acuerdo para frenar el calentamiento global.

La empresa sueca de muebles gastará € 500m en energía eólica y alrededor de € 100m en energía solar en los próximos cinco años, y afirma estar en camino de ser independiente en materia de energía. La Fundación Ikea gastará € 400m para ayudar a los lugares afectados por el calentamiento global.

El año pasado, Ikea realizó una campaña de marketing basada en la importancia de la sostenibilidad para destacar que es una parte central de la marca.

La compañía es un líder en sostenibilidad, ya que ha invertido 1.5 mil millones de euros en energía eólica y energía solar desde el año 2009. La inversión es grande, teniendo en cuenta el tamaño de la empresa: las ganancias netas fueron de 2.4 mil millones de euros en los 12 meses a agosto 2014.

The company has also sought to change details in its manfacturing – such as developing more energy efficient LED lightbulbs and using more sustainable sources for cotton, paper and wood. By November 2015, the company plans to have planted one million trees in the UK.

La compañía también ha tratado de cambiar detalles en su proceso de fabricación, como el desarrollo de más bombillas LED de energía eficiente y el uso de fuentes más sostenibles para el algodón, papel y madera. En noviembre de 2015, la compañía planea haber plantado un millón de árboles en el Reino Unido.

Se espera que la reciente introducción de albóndigas vegetarianas también ayude a que se reduzcan las emisiones de carbono. La compañía vende 150 millones de albóndigas al año y la producción de estas generaron 651.000 toneladas de CO2 en 2014.

ALLCOT