IETA quiere asegurar una base sólida para la fijación de precios del carbono

  1. La asociación empresarial IETA publicó sus prioridades para el acuerdo climático de París, con el objetivo de persuadir a los países para que se asegure una “base sólida” para la fijación de precios del carbono. Para ello, han tomado varias decisiones técnicas que se pueden ver en los textos acordados, en medio de dudas entre las naciones pobres acerca de si esas medidas deben estar vinculada a la ayuda procedente de los gobiernos ricos.

El grupo ha afirmado que el acuerdo básico de París debería contener una disposición para que los países puedan transferir unidades entre los sistemas de fijación de precios en un marco de contabilidad transparente, con el argumento de que los mercados de carbono en red funcionan mejor y permiten a los países ser más ambiciosos.

IETA añadió que el texto, con el objetivo de discutir a fondo más detalles antes de que el acuerdo entre en vigor a partir de 2020, debería adoptar decisiones para establecer en 2017 un mecanismo unificado y herramientas de mercado para ayudar a los países en el logro de sus INDCs (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional)

Esto significaría unificar los mecanismos actuales y previstos, como el MDL, JI, REDD + y cualquier mecanismo futuro  bajo un sistema coherente e integral.

El grupo añadió que la conferencia de París debe ofrecer apoyo continuo al Fondo Verde para el Clima, que dijeron que podría trabajar junto a los mecanismos de mercado para multiplicar la eficacia de capital privado que fluye hacia los países más pobres y reducir el riesgo de las inversiones.

Los países desarrollados se han comprometido a canalizar al menos $ 100 mil millones por año para las naciones más pobres en 2020 para ayudarles a frenar sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los efectos del cambio climático.

ALLCOT