China se prepara para lanzar su mercado nacional de carbono

China está luchando por reducir su densidad de carbono en un 17 por ciento o más a finales de 2015, desde el año 2010, y el comercio de carbono es una de las soluciones para cumplir con el objetivo.  El comercio de carbono se produjo en respuesta al Protocolo de Kyoto, firmado en Japón en 1997, para frenar el cambio climático. El protocolo fue firmado por 38 países industrializados que se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Así, China, el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, está apostando por los mercados de carbono como medida clave para reducir sus emisiones.

“El comercio de carbono consiste en pedir a los mayores emisores que paguen por ello. Pero este mercado debe ser resistente y flexible. Debido a este nuevo mecanismo de control, las empresas se preocuparán más por ahorrar energía y por promover la auto-innovación para controlar de manera efectiva las emisiones de carbono “, afirma Mei Dewen, presidente de China Beijing Environment Exchang.

La pregunta, entonces, es ¿pueden ser los mercados de carbono transparentes? Duan Maosheng, profesor de China Carbon Market Center, de la Universidad de Tsinghua, dice que hay tres aspectos necesarios para garantizar la transparencia del comercio. En primer lugar, es que el Gobierno obligue a publicar información de la transacción, incluyendo el volumen de comercio y precio. En segundo lugar, que se establezca un sistema de verificación por terceros para comprobar las emisiones anuales de cada entidad. Mientras tanto, las asignaciones de permisos serían publicadas, dejando que sea la entidad la que calcule la asignación gratuita que recibe del Gobierno.

“Si creen que el Gobierno ha cometido algunos errores en el proceso de cálculo, pueden acudir a él y hablar”, afirma el profesor Duan.

El comercio de carbono es una solución en la que todos ganan. El comercio tiene por objeto reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al tiempo que ofrece beneficios económicos.

ALLCOT