Australia firma una declaración en la que pide nuevas reglas más claras para el comercio internacional de carbono

Australia ha firmado una declaración de París pidiendo nuevas reglas más claras para el comercio internacional de carbono.

La Ministra de Relaciones Exteriores Julie Bishop, quien firmó la declaración de París, dijo que Australia cree que un mercado internacional del carbono podría desempeñar un importante papel en la reducción de las emisiones después de 2020.

“Tenemos el compromiso de trabajar con el resto de países acerca de las reglas para un mercado de carbono para el año 2020. Cada país debería incluirlo en sus políticas internas, y esto es algo que Australia tendrá en cuenta en su momento”.

“Es una declaración que reconoce el papel que un mercado de carbono podría desempeñar a partir de 2020 y pensamos que estaría dentro de nuestro interés nacional incluirnos en la misma”, dijo.

“Estamos participando estrechamente con las empresas a medida que trabajamos hacia el desarrollo y la revisión de nuestras políticas climáticas nacionales para 2017 y apreciamos profundamente el interés del sector privado en el acceso a las unidades internacionales [de carbono]. Y reconocemos que los mercados internacionales de carbono también son una parte clave de los esfuerzos mundiales para reducir las emisiones. Los mercados de carbono pueden proporcionar flexibilidad a los países y a las empresas para un uso efectivo de unidades internacionales verificadas para ayudar a cumplir con sus compromisos”.

La declaración, de la que también está a favor Nueva Zelanda, pide a los países trabajar con normas transparentes en el comercio de carbono a partir de 2020, para que tengan la opción de celebrar acuerdos de comercio de carbono bilaterales o multilaterales.

ALLCOT