Los gobiernos deben aumentar el precio del carbono mucho más rápido si desean cumplir sus compromisos de reducción de emisiones

Según un informe de la OCDE, los gobiernos deben aumentar el precio del carbono mucho más rápido si desean cumplir sus compromisos de reducir las emisiones y reducir el ritmo del cambio climático en el marco del Acuerdo de París.

Effective Carbon Rates 2018: Pricing Carbon Emissions through Taxes and Emissions Trading presenta nuevos datos sobre impuestos y permisos negociables para las emisiones de carbono en 42 países de la OCDE y el G20 que representan alrededor del 80% de las emisiones globales. Encuentra que los precios actuales del carbono, aunque aumentan lentamente, siguen siendo demasiado bajos para tener un impacto significativo en la reducción del cambio climático.

El informe muestra que la brecha de precios del carbono, que compara los precios reales del carbono y los costos climáticos reales, estimados en 30 euros por tonelada de CO2, fue del 76,5% en 2018. Esto se compara favorablemente con el 83% de la brecha de carbono registrada en 2012 y el 79,5% en 2015, pero sigue siendo insuficiente. Al ritmo actual de disminución, los precios del carbono solo cubrirán los costos reales en 2095. Se necesita una acción mucho más rápida para incentivar a las empresas a innovar y competir para lograr una economía baja en carbono y para estimular a los hogares a adoptar estilos de vida bajos en carbono.

La gran mayoría de las emisiones en la industria y en el sector residencial y comercial no tienen ningún precio, según el informe. La brecha de precios del carbono es más baja para el transporte por carretera (21% frente a los 30 EUR de referencia) y más alta para la industria (91%). La brecha supera el 80% en los sectores eléctrico y residencial y comercial.

El análisis de los países sobre los precios del carbono en 2015 muestra grandes variaciones, con brechas en los precios del carbono que van desde un 27% en Suiza hasta más del 90% en algunas economías emergentes. Francia, India, Corea, México y el Reino Unido redujeron sustancialmente sus brechas en la fijación de precios del carbono entre 2012 y 2015. Sin embargo, todavía solo 12 de los 42 países estudiados tenían brechas en los precios inferiores al 50% en 2015.

Las nuevas iniciativas de fijación de precios del carbono en algunos países, como el sistema de comercio de emisiones de China y los esfuerzos renovados en Canadá y Francia para poner precio al carbono, podrían reducir significativamente estas brechas.

ALLCOT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *