Un nuevo informe de IRENA sobre los costes de la energía renovable reafirma este tipo de energía como solución económica para impulsar la acción por el clima a escala mundial

La energía renovable es ya la fuente de electricidad más barata en muchas partes del mundo, según el último informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA). El informe contribuye al debate internacional sobre el impulso de la acción climática en todo el mundo, de cara a la reunión a celebrar en Abu Dabi para preparar la Cumbre sobre la Acción Climática, de las Naciones Unidas, que tendrá lugar en septiembre.

Con la previsión de que bajen los precios, las renovables incrementarán su ventaja en términos de coste, según el informe Renewable Power Generation Costs in 2018 (Costes de generación de energías renovables en 2018). Esto reforzará la justificación económica de las renovables y su importancia como motor de la transformación energética mundial.

Los costes de las tecnologías energéticas renovables registraron un mínimo histórico el año pasado. El coste global medio ponderado de la electricidad obtenida de la energía solar de concentración (ESC) se redujo un 26 %, seguida de la bioenergía con un 14 %, la energía solar fotovoltaica (FV) y la eólica terrestre con un 13 %, la energía hidroeléctrica con un 12 %, y la energía geotérmica y la eólica marina con un 1 %

Este informe estima que el descenso de los costes continuará en la próxima década, especialmente en el caso de las tecnologías solar y eólica. De acuerdo con la base de datos mundial de IRENA, más de tres cuartas partes de los proyectos eólicos terrestres y cuatro quintos de la capacidad solar FV que está previsto poner en servicio el año próximo producirán energía a precios más bajos que las nuevas opciones de carbón, petróleo o gas natural más baratas. Un aspecto esencial es que esto ocurrirá sin necesidad de asistencia financiera.

Ya es posible obtener costes de energía eólica terrestre y solar FV de entre tres y cuatro centavos de dólar estadounidense por kilovatio-hora en zonas con buenos recursos y marcos reguladores e institucionales favorables. Por ejemplo, los mínimos históricos de los precios de subasta de la solar FV en Chile, México, Perú, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos se han traducido en un coste nivelado de la electricidad de tan solo tres centavos de dólar USD por kilovatio-hora (0,03 USD/kWh).

La electrificación basada en energías renovables competitivas en costes es la columna vertebral de la transformación energética y una solución de descarbonización de bajo coste clave para el cumplimiento de los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París.

Lea el informe de IRENA Renewable Power Generation Costs in 2018

 

Informe EU ETS – Mayo 2019

Los precios europeos del carbono cerraron el mes con una nota débil, cerrando un 5,1% a 24,46 euros el 31 de mayo. Después de que el ciclo anual de cumplimiento se cerró a fines de abril, la volatilidad y el volumen de operaciones disminuyeron en medio de las vacaciones de Semana Santa y otros días festivos.

El rango alto-bajo de mayo fue de € 2.93, el más pequeño desde junio de 2018 y considerablemente más estrecho que el rango de abril de € 6.85, reflejando una caída en la demanda de cumplimiento y una orden de mérito más o menos estable. El gas se mantuvo firme en el dinero en el extremo delantero de la curva, aunque el carbón ha comenzado a mostrar un mejor margen en el contrato del calendario 2020.

El clima ha comenzado a cambiar hacia la temporada de verano, trayendo consigo una mejora en la generación de energía solar y eólica que ha reducido la demanda de generación de fósiles. El resultado fue que el carbono se convirtió en un “pasajero”, impulsado por los movimientos en los precios del gas y sin mostrar mucha dirección propia.

Los precios rápidos del gas TTF están en mínimos de casi tres años; El contrato para el próximo año subió casi 2 € / MWh en la primera semana del mes, pero renunció a la mayoría de las ganancias durante el resto de mayo. El carbón API2 del calendario 2020 continuó su constante declive y alcanzó un mínimo de dos años de 64 dólares por tonelada a finales de mes.

Hubo intentos de mover el mercado en ambas direcciones mediante operadores a corto plazo, pero las compras oportunistas por parte de las entidades de cumplimiento y la obtención de beneficios por parte de los especuladores mantuvieron al mercado al margen.

Las señales técnicas reflejaban cada vez más un ánimo de mercado deslucido; el índice de fuerza relativa disminuyó constantemente hacia una lectura neutral, mientras que las bandas de Bollinger se redujeron a su nivel más estrecho desde agosto pasado. Normalmente, un estrechamiento de las bandas de Bollinger presagia una ruptura de precios, pero esto no tuvo lugar en mayo.

El anuncio hecho por la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, el 24 de mayo, de que renunciará a principios de junio, aumentó las expectativas de un Brexit duro. Se considera que los candidatos para reemplazar a May están más abiertos a un Brexit no negociable en caso de que la UE no acepte renegociar el acuerdo de retiro.

Si bien se puede esperar que este desarrollo aumente las posibilidades de una rápida venta de los excedentes de los subsidios del Reino Unido, los analistas dicen que las empresas con sede en el Reino Unido han tenido más tiempo para hacer arreglos para “estacionar” sus EUA en cuentas continentales, y por lo tanto hay menos Posibilidad de una rápida liquidación del excedente.

La perspectiva para junio es plana a bajista, según los participantes del mercado. Es probable que la falta de actividad de cobertura del sector eléctrico limite la demanda, mientras que los compradores estarán atentos a las caídas de precios antes de ingresar al mercado.

El desempeño histórico de los precios en mayo, junio y julio se divide equitativamente entre aumentos y disminuciones, por lo que mucho dependerá de las acciones de los comerciantes especulativos. El proceso de selección de un nuevo líder conservador en el Reino Unido también agregará una nota de incertidumbre al mercado.

El 86% de las empresas del S&P 500 Index® publican informes de sostenibilidad / responsabilidad en 2018

El equipo de investigación del Governance & Accountability Institute (G&A) determinó que el ochenta y seis por ciento (86%) de las empresas en el S&P 500 Index® publicaron informes de sostenibilidad o responsabilidad corporativa en el año 2018.

Este esfuerzo de investigación marca el octavo monitoreo y análisis anual de G&A Institute de los informes de responsabilidad de sostenibilidad de las compañías de gran capitalización en el S&P 500 Index®, uno de los barómetros más reconocidos de la economía de los EE. UU. Al registrar el desempeño de los informes en años anteriores, los investigadores de G&A encontraron que:

-Durante el año 2011, poco menos del 20% de las empresas del S&P 500 informaron sobre su sostenibilidad, responsabilidad social corporativa, desempeño de ESG y temas relacionados;

-En 2012, el 53% de las compañías S&P 500 reportaron, por primera vez la mayoría del Índice S&P 500 (índice de referencia);

-Para 2013, el 72% informaba, es decir, 7 de cada 10 empresas en el índice de referencia popular;

-En 2014, el 75% del S&P 500 realizaron informes;

-En 2015, el 81% del total de empresas reportaron;

-En 2016, el 82% señaló una aceptación constante por parte de las empresas de gran capitalización de informes de sostenibilidad;

-En 2017, el total aumentó ligeramente al 85% de las empresas que informaron sobre el desempeño de ESG;

Y para el año 2018, el total aumentó hasta el 86% de las compañías S&P 500 que reportaron.

Más información aquí

Una agencia de la ONU impulsa la reducción de las emisiones procedentes de los buques

El Comité de protección del medio marino de la OMI (MEPC) ha impulsado una serie de medidas destinadas a apoyar el logro de los objetivos establecidos en la Estrategia inicial de la OMI sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de los buques, de conformidad con el Acuerdo de París en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y en consonancia con la Agenda de 2030 para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Durante su 74º periodo de sesiones (del 13 al 17 de mayo), el MEPC aprobó enmiendas para reforzar los requisitos obligatorios existentes para que los nuevos buques sean más eficientes energéticamente; inició el Cuarto Estudio de GEI de la OMI; adoptó una resolución que fomenta la cooperación con los puertos para reducir las emisiones del transporte marítimo; aprobó un procedimiento para la evaluación de las repercusiones de las nuevas medidas propuestas; acordó establecer un fondo fiduciario de donantes múltiples para respaldar las actividades de cooperación técnica en apoyo de la Estrategia inicial; y acordó el mandato para el sexto y séptimo grupo de trabajo interperiodos que se celebrarán en noviembre de 2019 y en marzo de 2020, respectivamente, a fin de acelerar el trabajo.

También se discutieron posibles medidas a corto, medio y largo plazo para reducir las emisiones de GEI de los buques, que se considerarán en los próximos periodos de sesiones.

Proyecto de enmiendas aprobado sobre del índice de eficiencia energética de proyecto (EEDI)

El MEPC aprobó, para su adopción en el próximo periodo de sesiones en abril 2020, las enmiendas al Anexo VI del Convenio MARPOL para reforzar los requisitos de la “fase 3” del índice de eficiencia energética de proyecto (EEDI).

El proyecto de enmiendas adelanta la entrada en vigor de la fase 3 a 2022, en lugar de en 2025, para varios tipos de buques, incluidos buques gaseros, buques de carga general y los buques de gas natural licuado. Esto quiere decir que los nuevos buques construidos a partir de esa fecha tienen que ser considerablemente más eficientes energéticamente que el nivel de referencia.

Para los buques portacontenedores, el factor del EEDI se mejora significativamente en los buques de mayor tamaño, de la siguiente manera:

-Para un portacontenedores de entre 200,000 DWT y más, el factor de reducción del EEDI se establece en 50% a partir de 2022.

-Para un portacontenedores de entre 120,000 DWT y 200,000 DWT, el factor de reducción del EEDI se establece en 45% a partir de 2022.

-Para un portacontenedor de entre 80,000 DWT y 120,000 DWT, el factor de reducción del EEDI se establece en 40% a partir de 2022.

-Para un portacontenedores de entre 40,000 DWT y 80,000 DWT, el factor de reducción del EEDI se establece en 35% a partir de 2022.

-Para un portacontenedores de entre 15,000 DWT y 40,000 DWT, el factor de reducción del EEDI se establece en 30% a partir de 2022.

El MEPC también acordó el mandato para un grupo de trabajo por correspondencia para estudiar la introducción de una posible fase 4 de los requisitos del EEDI.

Para más información, pueden entrar aquí

Un informe del PNUMA pide enfoques más integrados de infraestructura sostenible para lograr la Agenda 2030

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) publicó un informe que pide enfoques más integrados de infraestructura sostenible para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El objetivo de la publicación es motivar a los planificadores del desarrollo a invertir en la capacidad técnica e institucional de los gobiernos para aplicar enfoques integrados.

El informe titulado “Enfoques integrados para infraestructura sostenible” subraya los vínculos entre infraestructura y desarrollo sostenible, observando que la infraestructura afecta a los ODS centrados en el medio ambiente y respalda los ODS socioeconómicos.

Según el informe, aproximadamente el 70% de los gases de efecto invernadero están vinculados a la construcción y operación de infraestructura, y se estima que solo los edificios representan más del 30% del consumo global de recursos y el uso final de energía. Como resultado, el logro de los ODS ambientales, como la acción climática (Objetivo 13), la vida debajo del agua y la vida en tierra (los Objetivos 14 y 15, respectivamente) están inextricablemente vinculados a los activos de infraestructura presentes y futuros.

El informe recomienda tres acciones clave para promover enfoques integrados de infraestructura:

-Aumentar la visibilidad del papel central de la infraestructura en la Agenda 2030, y hacer de los enfoques integrados de la infraestructura un tema distinto en la agenda de la política mundial, movilizando también a la comunidad de investigación para demostrar los beneficios de la planificación de infraestructura integrada y macroeconómica ascendente y proporcionar datos e información para apoyar la toma de decisiones;

– Identificar y abordar las brechas en las herramientas para los enfoques integrados, consolidar las herramientas existentes y proporcionar orientación sobre el uso de herramientas para respaldar los enfoques integrados de la infraestructura en diferentes contextos; y

-Proporcionar a los planificadores del desarrollo y funcionarios gubernamentales con conocimientos especializados y capacidad técnica para adaptar y aplicar las herramientas y los enfoques disponibles para la infraestructura sostenible en apoyo de la Agenda 2030.

Puedes descargar el informe complete aquí

 

La naturaleza está disminuyendo a nivel mundial a tasas sin precedentes y es probable que el mundo no cumpla con 35 de los 44 objetivos de los ODS

La naturaleza está disminuyendo a nivel mundial a tasas sin precedentes en la historia de la humanidad, y la tasa de extinción de especies se está acelerando. Ahora es probable que se produzcan graves impactos en las personas de todo el mundo, advierte un nuevo informe histórico de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema (IPBES).

El Informe encuentra que alrededor de 1 millón de especies animales y vegetales están ahora en peligro de extinción, más que nunca en la historia de la humanidad.

La abundancia promedio de especies nativas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos un 20%, principalmente desde 1900. Más del 40% de las especies de anfibios, casi el 33% de los corales formadores de arrecifes y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados. El panorama es menos claro para las especies de insectos, pero la evidencia disponible respalda una estimación tentativa de que el 10% está amenazado. Al menos 680 especies de vertebrados se habían extinguido desde el siglo XVI y más del 9% de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizados para la alimentación y la agricultura se habían extinguido en 2016, con al menos 1.000 razas más amenazadas.

El Informe señala que, desde 1980, las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado, elevando las temperaturas globales promedio en al menos 0.7 grados centígrados, ya que el cambio climático ya está afectando a la naturaleza desde el nivel de los ecosistemas hasta el de la genética. En algunos casos supera el impacto del cambio de uso de la tierra y el mar y otros impulsores.

A pesar del progreso para conservar la naturaleza e implementar políticas, el Informe también encuentra que los objetivos globales para conservar y usar la naturaleza de manera sostenible y lograr la sostenibilidad no pueden alcanzarse con las trayectorias actuales, y los objetivos para 2030 y más allá solo pueden lograrse a través de cambios transformadores a través de cambios económicos, sociales, políticos y tecnológicos. Las tendencias negativas actuales en la biodiversidad y los ecosistemas socavarán el progreso hacia el 80% (35 de 44) de los objetivos evaluados de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, relacionados con la pobreza, el hambre, la salud, el agua, las ciudades, el clima, los océanos y la tierra (ODS 1, 2, 3, 6, 11, 13, 14 y 15). Por lo tanto, se muestra que la pérdida de biodiversidad no solo es un problema ambiental, sino también un problema de desarrollo, económico, de seguridad, social y moral.

Puedes acceder al informe completo aquí

 

Aprobado el artículo que destina recursos para combatir parte de la deforestación en la Amazonía colombiana

La plenaria de la Cámara de Representantes de Colombia, en debate por el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022, aprobó el artículo que destina recursos para combatir parte de la deforestación en la Amazonía colombiana.

El porcentaje destinado actualmente de “Colombia en Paz”, el fondo que tiene como objeto servir de instancia de ejecución y articulación de recursos para la implementación del Acuerdo Final de Paz, tiene destinado el cero por ciento de recursos para Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En la ponencia inicialmente se proponía un cinco por ciento adicional, pero con la proposición del representante Juan Carlos Losada, se logró llegar al 15 por ciento.

Losada, el autor de la iniciativa, señaló que “el artículo 84 del PND destinará el 15 por ciento de los recursos provenientes del impuesto al carbono para la conservación del bosque amazónico, es decir, unos 20 mil millones para frenar la deforestación de la zona más estratégica de nuestro país en términos ambientales”.

A raíz de esta iniciativa, el artículo final quedó de esta manera:

Artículo 84°. Conservación de bosques en la región de la Amazonía. De los recursos provenientes del impuesto al carbono, concretamente del rubro “Colombia en Paz”, se destinará 15 por ciento exclusivo para la conservación de los bosques de la región de la Amazonía; toda vez que esta región contienen la mayor extensión de bosques a nivel nacional, constituyendo al territorio como un centro de desarrollo económico y ambiental sostenible para el país, por la biodiversidad que alberga. Con su preservación coadyuva en forma positiva a revertir el desequilibrio ecológico que existe actualmente por el impacto de las actividades humanas sobre el entorno”.

Informe mensual del EU ETS – Abril de 2019

El mercado de carbono europeo avanzó un 20% en abril, con el contrato de futuros de diciembre de 2019 finalizando el mes en € 26,29 en Ice Futures. El volumen negociado con pantallas en la cotización de referencia aumentó casi un 10% en marzo, como actividad acumulada en el período previo al plazo de cumplimiento anual.

La principal influencia de los precios durante el mes fue la postergación de la fecha límite de Brexit del 29 de marzo al 31 de octubre. La demora de ocho meses brinda al Parlamento del Reino Unido otra oportunidad para ratificar el acuerdo de retiro alcanzado con la Unión Europea el año pasado, aunque esta postergación no permitirá que las instalaciones del Reino Unido reanuden su participación en el mercado.

El texto de la decisión relevante de la Comisión dice: “A partir del 1 de enero de 2019, el Administrador Central suspenderá la aceptación por parte de la EUTL de los procesos relevantes para el Reino Unido relacionados con la asignación gratuita, la subasta y el intercambio de créditos internacionales”.

“Esta suspensión cesará a partir del día siguiente a la fecha en que se depositen los instrumentos de ratificación de ambas Partes en el Acuerdo de Retiro … y el final de la suspensión se hará público”.

Con este fin, el ETS de la UE en su conjunto puede considerarse más corto anualmente, ya que las instalaciones del Reino Unido emiten habitualmente menos que la asignación de EUA del país. Este factor alcista generó un ligero repunte, con precios que aumentaron de € 21,91 el 1 de abril a € 26,13 solo diez días después. El carbono alcanzó un nuevo máximo de los últimos 11 años de € 27.85 el 12 de abril.

Los participantes dijeron que este rally relacionado con el Brexit y el cumplimiento también alentó a los inversores especulativos a reanudar la construcción de posiciones largas, que algunos habían estado liquidando en marzo con la expectativa de un Brexit sin acuerdo, que podría haber desencadenado la venta generalizada por las instalaciones del Reino Unido.

El carbono también fue apoyado por un aumento gradual en los precios del gas natural: el contrato TTF de junio se recuperó fuertemente a mediados de mes, ganando hasta un 13%, mientras que el carbón de junio cayó un 3%.

Dado que se estima que la generación a gas se prefiere a todas las plantas de carbón, excepto a las más eficientes, el carbono rastreó las fortunas de la energía y el gas a lo largo del mes. La correlación de 30 días a fines de abril entre diciembre de 2019 de carbono y la potencia del calendario 2020 fue de 0,949, mientras que para el calendario de gas 2020 fue de 0,863. Mientras tanto, para el carbono y el carbón la correlación fue de 0.502.

A medida que el mercado avanza hacia mayo, se espera que el fin del cumplimiento conduzca a una disminución en la demanda, pero al mismo tiempo, el enorme incremento en los precios del carbono año con año (hace un año, el mercado terminó en abril en € 13,59) significa que muchas instalaciones de cumplimiento administrarán su exposición más cuidadosamente comprando regularmente.

Además, las empresas de servicios públicos en el sur y el este de Europa no suelen vender electricidad a plazo y cubrir los combustibles y el carbono, por lo que se espera que sigan comprando regularmente para cubrir su generación actual.

El mercado también se ajustó en abril por interrupciones en el programa de la subasta durante las vacaciones de Semana Santa, y esto se repetirá tanto a principios como a finales de mayo. Los estados miembros de la UE venderán 46,6 millones de EUA el próximo mes, en comparación con los 52,8 millones de abril.

A mediados de mayo, la Comisión Europea también publicará su cálculo del Número Total de Permisos en Circulación (TNAC) para 2018. Este número será la base para la operación de la Reserva de Estabilidad del Mercado durante el período de septiembre de 2019 a agosto de 2020.

En la actualidad, el calendario de subastas del European Energy Exchange para el período de septiembre a diciembre enumera un total de 305 millones de EUA que se venderán, pero este total fue solo nocional, y se ajustará una vez que se conozca el TNAC.

De la misma manera, varios países anunciarán próximamente un suministro adicional para la subasta a partir de junio, lo que compensará las reducciones a través del MSR en cierta medida.

Estudio: el calentamiento global ha aumentado la desigualdad económica desde la década de 1960

Un nuevo estudio de la Universidad de Stanford muestra que el calentamiento global ha aumentado la desigualdad económica desde los años sesenta. Los cambios de temperatura causados por las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra han enriquecido a países fríos como Noruega y Suecia, al tiempo que frenan el crecimiento económico en países cálidos como India y Nigeria.

“Nuestros resultados muestran que la mayoría de los países más pobres de la Tierra son considerablemente más pobres de lo que hubieran sido sin el calentamiento global”, dijo el científico del clima Noah Diffenbaugh, autor principal del estudio. “Al mismo tiempo, la mayoría de los países ricos son más ricos de lo que hubieran sido”.

Así, aunque la desigualdad económica entre los países ha disminuido en las últimas décadas, la investigación sugiere que la brecha se habría reducido más rápidamente sin el calentamiento global.

Si bien los impactos de la temperatura pueden parecer pequeños de un año a otro, pueden generar ganancias o pérdidas dramáticas a lo largo del tiempo. Por ejemplo, después de acumular décadas de pequeños efectos del calentamiento, la economía de la India es ahora un 31 por ciento más pequeña de lo que hubiera sido en ausencia del calentamiento global.

En un momento en que las negociaciones sobre políticas climáticas a menudo se detienen sobre cuestiones de cómo dividir equitativamente la responsabilidad para frenar el calentamiento futuro, este análisis ofrece una nueva medida del precio que muchos países ya han pagado. “Nuestro estudio hace el primer informe de cuánto afectó económicamente a cada país el calentamiento global, en relación con sus contribuciones históricas de gases de efecto invernadero”, dijeron los autores.

Mientras que los mayores emisores disfrutan en promedio de un 10 por ciento más alto del PIB per cápita actual de lo que lo harían en un mundo sin calentamiento, los emisores más bajos se han visto reducidos alrededor de un 25 por ciento. Los investigadores enfatizan la importancia de aumentar el acceso a la energía sostenible para el desarrollo económico en los países más pobres.

Más información sobre el estudio aquí

Informe GSIA: Los activos globales de inversión sostenible alcanzaron los $ 30,7 billones en 2018, un aumento del 34% respecto de 2016

La Alianza Global de Inversión Sostenible (GSIA, por sus siglas en inglés) publicó su Revisión bienal Global de Inversión Sostenible 2018, que muestra que los activos de inversión sostenible global alcanzaron los $ 30.7 billones a principios de 2018, un aumento del 34 por ciento en comparación con 2016.

En su cuarta edición, el informe reúne los resultados de los estudios de mercado regionales de los foros de inversión sostenible de Europa, Estados Unidos, Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. También incluye datos sobre el mercado de inversión sostenible en África en cooperación con el Barómetro de Inversión para el Impacto en África y aspectos destacados de varios países de América del Norte, Central y del Sur proporcionados por los Principios para la Inversión Responsable.

La edición de 2018 del Estudio Global sobre inversiones sostenibles encontró que los activos de inversión sostenible han crecido en todas las regiones desde 2016. Europa representa la mayor concentración de activos de inversión sostenible a nivel mundial, con activos totales de € 12.3 billones ($ 14.1 billones). Sin embargo, la participación de los activos de inversión sostenible de Europa en los activos generales de la región bajo gestión profesional disminuyó del 53% al 49%. La leve caída puede deberse a un cambio hacia estándares más estrictos y definiciones de inversión sostenible.

Los Estados Unidos son la segunda región más grande en base a su valor de activos de inversión sostenibles. El total de activos bajo administración domiciliados en los Estados Unidos que utilizan estrategias sostenibles aumentó de $ 8.7 billones a principios de 2016 a $ 12.0 billones a principios de 2018, un aumento del 38 por ciento.

En Japón, los activos de inversión sostenible se cuadruplicaron de 2016 a 2018, pasando de solo el 3 por ciento del total de activos administrados profesionalmente en el país al 18 por ciento. Este crecimiento ha hecho de Japón el tercer centro más grande para inversiones sostenibles después de Europa y los Estados Unidos.

En Canadá, los activos de inversión sostenible crecieron un 42 por ciento durante el período de dos años y ahora representan más del 50 por ciento de los activos administrados profesionalmente en el país.

Australasia (Australia y Nueva Zelanda) es la región con la mayor proporción de activos de inversión sostenible en relación con el total de activos bajo administración: 63 por ciento.

Puede descargar el informe aquí