China necesita poner límites de emisiones para cumplir sus promesas

China tiene que imponer un límite de emisiones de carbono a nivel nacional si quiere cumplir la promesa hecha el año pasado en la que afirmó que habrá un pico de máximas emisiones en 2030.

Wang Yi, miembro de la Academia de Ciencias de China y consejero del equipo negociador climático de China, dijo que el país debe incluir un límite de CO2 de alrededor de 10 mil millones de toneladas para el año 2020 en su plan de cinco años que abarca el período 2016-2020.

La propuesta de Wang se basa en los estudios académicos sobre la forma en que China puede cumplir con una promesa que consiste en que el máximo de emisiones se alcanzará en 2030, hecha en una declaración conjunta con los Estados Unidos en noviembre.

“Los estudios muestran que es muy probable que las emisiones de CO2 relacionadas con la energía llegarán a su máximo alrededor del año 2030, unas 11-12 millones de toneladas, y estarán en el rango de entre 9,5 hasta 10,5 mil millones de toneladas para el año 2020”, escribió Wang.

La semana pasada, el primer ministro chino, Li Keqiang, se comprometió a poner un límite máximo de utilización de carbón y reducir la intensidad de carbono – la cantidad de emisiones de CO2 por unidad de crecimiento – por lo menos en un 3,1 por ciento este año. “Vamos a responder activamente al cambio climático y expandir los juicios por derechos de emisión de carbono”, dijo el primer ministro.

China ha establecido siete mercados de carbono piloto regionales y va a crear uno nacional para el año 2016. Un límite obligatorio a las emisiones ayudará a determinar cómo de grande será ese mercado nacional.

Cualquier cosa menos un límite legal de emisiones es probable que conduzca a un exceso de oferta de permisos. No se quieren repetir los errores cometidos por el mercado de carbono europeo, en el que hubo un excedente de 2,1 mil millones de toneladas de bonos de carbono por culpa de la crisis.

California y Quebec anuncian su segunda subasta conjunta de asignación de derechos de emisión a través de un mercado de carbono

California y Quebec han anunciado la finalización de su segunda subasta de asignación de derechos de emisión a través de un mercado de carbono. A pesar de la distancia geográfica y de las diferencias económicas, California y Quebec han trabajado para alinear sus mercados y las políticas de emisiones de CO2.

Las subastas anteriores vendieron derechos de emisión a generadores eléctricos y las grandes fuentes industriales. La subasta más reciente, celebrada en febrero de 2015, también incluía subsidios para el sector del transporte, que abarca los proveedores mayoristas de gasolina.

Hay que tener en cuenta tres factores a la hora de ver cómo va a funcionar esta subasta: Hay excedentes de derechos de emisión que son persistentes, tanto en el mercado de California como el de Quebec; hay muchas probabilidades, dada la divergencia entre las dos economías, de que Quebec sea un comprador perenne de California; la cobertura de ambos mercados se amplía en 2015 para incluir a los combustibles para el transporte, creando una incertidumbre adicional en cuanto a cómo afectará a la demanda del carbón la caída de los precios del petróleo.

Los resultados de las subastas celebradas en 2014 pueden dar una idea lo que va a pasar en esta.

California probablemente tendrá más oportunidades de reducción de CO2 a bajo coste que Quebec. En el sector de la energía eléctrica, casi el 95% de la generación de Quebec es de fuentes limpias (casi todas hidroeléctricas), mientras que sólo el 39% de la generación de California es de este tipo (incluyendo cerca de un 9% de la energía hidroeléctrica). Mientras que ambos programas tienen objetivos similares (reducción del 15% en 2020 teniendo en cuenta los niveles de 2005), California está buscando  reducir un tercio de ese total a través de su mercado de carbono, y el resto lo hará con medidas complementarias como la cartera de energía renovable y de bajos estándares de combustible de carbono. Quebec tiene la intención de cumplir con sus objetivos dependiendo exclusivamente del mercado de carbono.

Lo que hay que ver del plan climático de EE.UU. para la reunión de París

A finales de este mes, el gobierno de Obama dará a conocer sus planes para reducir las emisiones de carbono de un 26 por ciento a un 28 por ciento por debajo de los niveles de 2005 dentro de una década y cuál será su posición negociadora en la cumbre mundial del clima de París este mes de diciembre.

Aunque se conocen las líneas generales de la posición de Estados Unidos, existe un gran interés en conocer su participación a nivel nacional (INDC), término que han acuñado los diplomáticos del clima para el programa nacional de cada país para alcanzar sus objetivos de París.

Hasta ahora, sólo la UE y Suiza han lanzado planes. La mayoría de los países – entre ellos China y la India – no se espera que lo hagan hasta el verano. La administración de Obama ha sugerido que su propuesta temprana podría presionar a otros grandes emisores a actuar.

Pero la administración de Obama tendrá que abordar algunas cuestiones clave.

Por ejemplo, la UE y algunos países en desarrollo insisten en que cualquier acuerdo en París sea “jurídicamente vinculante” para asegurar que las partes no reincidan en sus promesas. Mientras que el gobierno de Obama quiere un acuerdo en deuda con las leyes y reglamentos nacionales, el Congreso celebrado por los republicanos ha mostrado su hostilidad hacia un tratado internacional vinculante.

Por otra parte, la Agencia de Protección Ambiental se ha basado en la Ley de Aire Limpio existente como la principal herramienta para regular los vehículos, los servicios públicos y de la industria, y los opositores políticos no están de acuerdo con esas regulaciones.

Otra cuestión hay una duda sobre el plan de Estados Unidos que consiste en cómo se va a dar cuenta del dióxido de carbono emitido y almacenado por los bosques, y el uso del suelo. El tema es polémico porque algunos argumentan que la inclusión de los bosques y la gestión del suelo en las políticas climáticas resta valor a la reducción de emisiones de otros sectores como el transporte y los edificios. INDC de la UE aplazó el asunto a un estudio técnico.

Para finalizar, “los Estados Unidos quieren conservar cierta flexibilidad en cuanto a la forma en que se alcanza el objetivo, ya que hay muchos factores que no se pueden controlar con precisión”, dijo Elliot Diringer, vicepresidente ejecutivo del Centro de Clima y Soluciones de Energía.

Europa presenta un compromiso climático de la ONU y pide a Estados Unidos y China que lo sigan

La Unión Europea presentó su promesa formal sobre cuánto va a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero de las Naciones Unidas antes de las conversaciones sobre el cambio climático que van a tener lugar a partir de noviembre y ha pedido a los Estados Unidos y China que sigan su ejemplo.

La Unión Europea es la primera gran economía que ha acordadi su posición antes de las conversaciones en París encaminadas a la búsqueda de un nuevo acuerdo mundial sobre el calentamiento global.

“Esperamos que China, Estados Unidos y los demás países del G-20 sigan a la Unión Europea y que presenten sus contribuciones a finales de marzo”, dijo Miguel Arias Cañete dijo a los periodistas después de una reunión de ministros de medio ambiente de la UE en Bruselas.

La ministra de Energía francesa Segolene Royal dijo que Europa estaba cumpliendo con sus responsabilidades como anfitrión de la conferencia sobre el clima de París 2015, que comienza el 30 de noviembre.

La contribución oficial de la UE será establecer el objetivo de reducir un 40% las emisiones para el año 2030, en comparación con los niveles de emisión en 1990.

El objetivo fue establecido en una cumbre en octubre del año pasado, pero los ministros todavía tenía que ponerse de acuerdo sobre los detalles de la presentación formal ante las Naciones Unidas.

Los diplomáticos de la UE, que hablaron bajo condición de anonimato, dicen que el objetivo del 40 por ciento tendrá que ser compartido entre los Estados Miembros y que el debate sobre la forma de lograr esto probablemente comenzará después de las conversaciones de París.

Una opción es la de compartir el esfuerzo basado en el PIB de un Estado miembro por habitante.

La reforma para aumentar precios del mercado de carbono europeo se acordará probablemente a finales de junio

Las reformas destinadas a aumentar los precios en el mercado de carbono de Europa se acordarán a finales de junio lo más tardar.

Peter Zapfel, jefe de unidad de aplicación del ETS (Sistema de Comercio de Emisiones) de la Comisión Europea, dijo que tenía plena confianza en que la presidencia de Letonia de la UE sería capaz de negociar un acuerdo antes de que su presidencia de turno de la UE finalice el 30 de junio.

Una comisión del Parlamento Europeo votó el mes pasado para lanzar una reserva para la estabilidad del mercado (MSR) y retirar temporalmente algunos permisos de carbono en 2018, frente a un exceso de oferta que ha hundido los precios. Los permisos podrían ser reintroducidos en el mercado si la demanda mejora.

Sin embargo, los Estados miembros todavía no han acordado la fecha de inicio. Gran Bretaña y Alemania están presionando para un comienzo en 2017 mientras que Polonia, muy dependiente del carbón, quiere que el inicio sea en 2021.

Zapfel dijo que si bien no hay acuerdo sobre la fecha de inicio existe un consenso entre los Estados Miembros de que las reformas son necesarias y que se necesita un acuerdo para permitir que el MSR se convierta en ley.

Él dijo que los planes para poner en marcha un fondo de innovación para ayudar a la industria a adaptarse a las tecnologías de baja emisión de carbono, y financiado por la venta de cientos de millones de permisos, podría ayudar a desbloquear el proceso de negociación.

El ETS de la UE es fundamental para la política destinada a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante el cobro por el derecho a emitir dióxido de carbono.

Un exceso de oferta de permisos, agravada por el débil crecimiento económico en toda Europa, ha obstaculizado los esfuerzos para aumentar los precios del carbono y con ello estimular a las industrias para cambiar a la energía verde. Los precios de los derechos de emisión de la UE (AUE) han caído a menos de 7 euros (US $ 9) por tonelada, cuando estaban a € 30 hace seis años.

China está pensando quién será el negociador para las conversaciones sobre el clima en París

China, el mayor emisor de carbono del mundo, está pensando quién será el negociador para las conversaciones sobre el clima en París a finales de este año.

China todavía tiene que tomar una decisión, dijo Xie Zhenhua, el ex vicepresidente de Desarrollo y Reforma de la Comisión Nacional, que dirigió las negociaciones climáticas de la nación en Lima, Perú, el año pasado.

Ese encuentro terminó con un plan para que las naciones se comprometieran a reducir las emisiones, como preludio de un acuerdo sobre el cambio climático más amplio que se alcanzará en París en diciembre.

Xie podrá asistir a las conversaciones de París, si es necesario, dijo en Pekín  ayer en la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, una reunión anual de los consejeros políticos. Xie es ahora vicepresidente del Comité Nacional de Población, Recursos y Medio Ambiente de la CCPPCh.

China planea limitar las emisiones de carbono para el año 2030 en virtud de un acuerdo alcanzado entre el presidente estadounidense Barack Obama y el presidente chino, Xi Jinping, en noviembre.

Google y SolarCity crean un fondo de $ 750 millones para instalar panales solares en las casas de EE.UU

Las empresas apuestan por la sostenibilidad cada vez más. Ahora, Google ha acelerado su incursión en el sector de las energías renovables.

Pero esta vez, en lugar de financiar una granja solar o eólica gigante, la compañía está buscando apoyar la instalación de paneles solares en los hogares de todo los EE.UU.

El líder en desarrollo solar SolarCity anunció la semana pasada que se ha asociado con Google para crear un fondo de $ 750 millones para la inversión en proyectos solares residenciales.

Google ha comprometido US $ 300 millones para el fondo, por lo que es la mayor inversión de energía renovable de la compañía hasta la fecha.

El acuerdo se produce tras una colaboración anterior entre las dos empresas en 2011, que de manera similar financió la instalación de paneles solares en las azoteas residenciales.

El fondo funciona mediante la financiación de la instalación de paneles solares, sin costo por adelantado para los hogares en 14 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia. La familia entonces o paga un cargo mensual de arrendar los paneles o paga por la energía que se genera.

En cualquiera de los casos, las familias tienen costos de energía predecibles y también son conscientes del ahorro que supone el uso de los paneles en comparación con otras formas de obtener energía.

El fondo es el último de una serie de inversiones en energía limpia que están realizando las principales de las empresas.

Hasta ahora, en 2015, Google, Apple y Facebook han anunciado ambiciosas medidas que apuestan por energías renovables y también han apostado por usar centros de datos verdes.

La semana pasada, por ejemplo, Apple anunció planes para dos importantes nuevos centros de datos en Irlanda y Dinamarca, que se ejecutarán en su totalidad con energías renovables.

La deforestación tropical está aumentando, según un estudio de la UMD

La deforestación tropical está aumentando según un nuevo estudio realizado por la UMD. Se ha descubierto que la tasa de deforestación en los trópicos húmedos se ha acelerado drásticamente a lo largo de la última década, lo que contradice las creencias anteriores de que la situación estaba mejorando.

Usando datos de satélite, el estudio universitario ha anunciado y publicado en la revista Geophysical Research Letters que los bosques de los trópicos húmedos – áreas cerca del ecuador en América del Sur, África y Asia se han reducido a un ritmo más rápido en la década de 2000 que lo que lo hacían en la década de 1990. Anteriores datos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas sugirieron que la tasa se había desacelerado en un 25 por ciento a lo largo de la última década.

 

“Nuestros resultados muestran lo contrario”, dijo Do-Hyung Kim, un científico del  departamento de ciencias geográficas y el autor principal del estudio. “Nuestros resultados muestran la aceleración de la deforestación en un 62 por ciento.”

 

Kim, un estudiante de doctorado de ciencias geográficas en esta universidad, dijo que este nuevo estudio financiado por la NASA podría revelar mejor  la realidad de la deforestación. “Nuestros hallazgos mejorarán en gran medida nuestra capacidad para evaluar la eficacia de las políticas e inferir en las fuerzas impulsoras de la deforestación”, dijo Kim.

 

Kim dijo que él y sus compañeros podrían comparar estos datos de deforestación con políticas para ver qué métodos de protección de los árboles producen mejores resultados.

 

Kim también afirmó que no podía estar seguro de por qué estos resultados de la investigación eran tan diferentes de los de la anterior investigación de la Organización para la Agricultura y la Alimentación, pero dijeron que habían utilizado una definición coherente de las tierras forestales y que encontraron una clara aceleración de los datos de 1990 a 2000, y de los datos de 2000 a 2010.

Aunque la deforestación se ha acelerado en la última década en su conjunto, el estudio encontró alguna ligera desaceleración en los años posteriores a 2005, dijo Kim. Aunque los bosques todavía están despareciendo rápidamente, dijo, la desaceleración podría ser una señal de cierta esperanza de que las políticas puedan retrasar aún más el deterioro de los bosques.

“Quiero que estos resultados hagan que la gente se preocupe más por el aumento de la deforestación”, dijo.

Políticos de la UE votaron a favor de poner en marcha reformas para fortalecer el mercado de carbono de la UE a finales de 2018

Los políticos europeos votaron el martes para lanzar reformas para fortalecer el mercado de carbono de la UE a finales de 2018, antes de la propuesta de la Comisión Europea de hacerlo en 2021, pero después de lo que los participantes en el mercado habían pensando.

La votación de la comisión de medio ambiente en el Parlamento Europeo todavía no se hará efectiva porque tiene que haber más negociaciones y después debe ser aprobada por los estados miembros de la UE hasta que se convierta en ley.

El débil crecimiento económico ha reducido la producción industrial y la demanda de energía, creando un exceso de derechos de emisión que ha supuesto una caída de los precios, por lo que era necesaria una reforma del mercado para volver a impulsarlos.

Los más interesados en acelerar las reformas para fortalecer el mercado de carbono más grande del mundo son Gran Bretaña, Alemania y los principales servicios públicos, que quiere una  inversión en energía con cero emisiones.

Todos ellos habían estado presionando para un comienzo de las reformas en el año 2017, pero esta propuesta fue rechazada por votación de la comisión. El comité dijo que las reformas deben comenzar el 31 de diciembre 2018.

Aun así, es algo positivo para el mercado que el comité ha sido abrumadoramente respaldado, con 57 votos a favor, 10 en contra y una abstención, para que haya un inicio inmediato de las negociaciones entre la Comisión, el Parlamento y los Estados miembros sobre un texto legal, en lugar de esperar una votación en el Pleno en el Parlamento Europeo.

Llegar a trabajar en la negociación de un texto legal en esta etapa debería acelerar un acuerdo sobre un acuerdo final.

Para ayudar a impulsar los precios, la Comisión de Medio Ambiente ha respaldado poner cientos de millones de derechos de emisión de carbono sobrantes en un denominada Reserva de Estabilidad de Mercado en 2018. Estos subsidios se podrían volver a lanzar al mercado si la demanda aumenta.

El sector de la aviación contará pronto con una nueva metodología para medir sus emisiones bajo el MDL

El sector de la aviación tendrá pronto una nueva forma de medir, contabilizar y recibir recompensas por reducir los gases que contribuyen al cambio climático gracias al trabajo realizado esta semana por la Junta del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto (MDL).

La aviación representa alrededor del 2 por ciento del total de las emisiones mundiales de CO2 y el 12 por ciento de las emisiones de CO2 procedentes de todos los medios de transporte.

Una vez desarrollada, la nueva metodología de monitoreo de emisiones podría ser utilizada por los proyectos en el sector para cuantificar sus reducciones de emisiones y obtener bonos vendibles de esas reducciones.

Las recompensas del MDL con bonos vendibles – reducciones certificadas de emisiones (RCE) – de proyectos que reducen o evitan las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuyen al desarrollo sostenible. El incentivo ha llevado al registro de 7.870 proyectos y programas en 107 países en desarrollo, cientos de miles de millones de dólares en inversión, y 1,5 mil millones menos de toneladas de gases que se emiten a la atmósfera.

En el mismo plan de trabajo acordado en su 82ª sesión, la Junta del MDL también puso en marcha el trabajo sobre nuevas metodologías para proyectos de energía renovable, electrificación y suministro de energía en los hogares.

La Junta ha instado a los países a renovar su compromiso con el MDL y lo utilizan para fomentar la reducción de emisiones e impulsar el financiamiento climático, la transferencia de tecnología, la creación de capacidad, el desarrollo sostenible y la adaptación – todo lo que los países quieren lograr y quieren plasmar en un nuevo acuerdo sobre el cambio climático previsto en París, Francia, a finales de este año.

Otro importante acuerdo de la reunión de esta semana será conseguir una mayor simplificación del MDL, manteniendo la integridad del medio ambiente.

También en su reunión, el Consejo adoptó una línea base estandarizada para las emisiones de metano procedentes de los cultivos de arroz en Filipinas, abriendo la posibilidad a proyectos en el sector agrícola, que hasta la fecha no han tenido representación en el marco del MDL.