El mundo puede maximizar las posibilidades de evitar un cambio climático peligroso si se pasa a una economía circular

El mundo puede maximizar las posibilidades de evitar un cambio climático peligroso si se pasa a una economía circular, según un informe presentado por la organización Circle Economy (Economía en círculo).

El informe destaca las enormes posibilidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero si se aplicaran principios circulares, en particular la reutilización, la refabricación y el reciclado, a sectores clave como el entorno urbano. Sin embargo, observa que la mayoría de los gobiernos apenas tienen en cuenta las medidas de economía circular en las políticas destinadas a cumplir el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global lo más cerca posible de 1,5° C.

El informe Circularity Gap Report 2019, afirma que sólo un 9 % de la economía mundial es circular: sólo el 9 % de los 92 800 millones de toneladas de minerales, combustibles fósiles, metales y biomasa que entran en la economía se reutilizan anualmente.

El cambio climático y el uso de materiales están estrechamente relacionados. Circle Economy calcula que el 62% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (excluyendo las del uso de la tierra y la silvicultura) se liberan durante la extracción, el procesamiento y la fabricación de bienes para satisfacer las necesidades de la sociedad; sólo el 38 % se emiten en la entrega y el uso de productos y servicios.

Sin embargo, el uso global de materiales se está acelerando. Se ha triplicado con creces desde 1970 y podría duplicarse de nuevo para 2050 si no se toman medidas, según el Panel Internacional de Recursos de las Naciones Unidas.

El informe pide a los gobiernos que tomen medidas para pasar de una economía lineal de “aprovechamiento de los residuos” a una economía circular que maximice el uso de los activos existentes, que reduzca al mismo tiempo la dependencia de nuevas materias primas y minimice los residuos. Sostiene que la innovación para prolongar la vida útil de los recursos existentes no sólo reducirá las emisiones, sino que también reducirá la desigualdad social y fomentará el crecimiento con bajas emisiones de carbono.

Los principios fundamentales en el entorno urbano para que exista economía circular incluyen:

  • Decisiones de financiamiento e inversión que reconocen el valor a largo plazo y futuro de los activos construidos;
  • Reutilización de materiales de construcción existentes;
  • Diseño modular de nuevos materiales de construcción para permitir su reutilización y montaje;
  • Alternativas a materiales intensivos en carbono como el cemento;
  • Optimizando la vida útil de los edificios y diseñándolos para un uso flexible.

Puedes leer el informe complete aquí

ALLCOT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *