ALLCOT Group presentó “Co-Beneficios de los ODS en la compensación voluntaria de carbono” como parte del Taller Técnico de CPLC en Washington

Sergi Cuadrat, Director Técnico del Grupo ALLCOT, presentó el taller “Co-Beneficios de los ODS en la compensación voluntaria de carbono”, como parte del Taller técnico de La Coalición de Liderazgo para la Fijación del Precio del Carbono (CPLC) para la 4ª Asamblea anual de alto nivel de CPLC organizada por Gold Standard, WWF y WRI en la Embajada de Canadá el 12 de abril de 2019 en Washington, D.C.

En 2015, los líderes de los estados miembros de las Naciones Unidas acordaron los objetivos de cambiar todas las economías y sociedades hacia un desarrollo sostenible y sin carbono a través de la adopción de la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Nueva York, septiembre de 2015) y el Acuerdo de París, sobre limitando el calentamiento climático a muy por debajo de 2 ° C (París, diciembre de 2015). Ambos marcos, aunque se negocian bajo diferentes procesos multilaterales, promueven la participación de todos los países y están muy interrelacionados: el Acuerdo de París enfatiza la necesidad de consideraciones de desarrollo sostenible en las transiciones bajas en carbono; al mismo tiempo, evitar el peligroso cambio climático es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos en la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible. Por lo tanto, el fracaso en un proceso podría socavar el éxito del otro. La implementación de las Contribuciones Determinadas Nacionalmente (NDC, por sus siglas en inglés) –compromisos de reducción de emisiones de los países– requiere grandes inversiones y es más probable que se financien si se incorporan y benefician los planes nacionales de desarrollo. Mientras que, viceversa, las perspectivas para el desarrollo sostenible dependen de una limitación del calentamiento global.

Sergi Cuadrat enfatizó que tal interdependencia puede ser vista como una oportunidad para alejarse del discurso de dos agendas diferentes que a menudo se percibe como competidoras; y en su lugar, persiga su implementación de manera de maximizar los beneficios mutuos. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible no se logrará sin el compromiso del sector privado y, al mismo tiempo, las empresas están demostrando su voluntad de impulsar las acciones de sostenibilidad al alinear no solo sus políticas de responsabilidad social corporativa, sino también sus estrategias comerciales principales con los objetivos definidos en los ODS. Para lograr esto, se requiere claridad para dar a las empresas la confianza necesaria para adoptar los ODS, ya que puede ser difícil entender cómo las inversiones en actividades de desarrollo pueden tener un mayor impacto y ayudar a lograr la transformación necesaria hacia la alineación con los ODS.

ALLCOT está viendo una evolución en la forma en que sus clientes piensan sobre el financiamiento del carbono y los impactos adicionales que pueden tener sus inversiones en carbono para que las empresas puedan articular los beneficios de sus inversiones en proyectos de carbono más allá de la reducción de emisiones verificadas. Sergi Cuadrat afirmó que “las empresas pueden utilizar el financiamiento del carbono para generar un valor adicional a través de la alineación con los ODS, lo que permite que el mercado voluntario del carbono se extienda más allá de las reducciones de emisiones y desempeñe un papel vital en la conducción del desarrollo sostenible bajo en carbono en todo el mundo”.

Sergi Cuadrat reveló que ALLCOT está desarrollando una Metodología de cuantificación de SDG de código abierto que tiene como objetivo establecer los beneficios medibles de los ODS como una herramienta operativa en actividades de desarrollo para Asegurar un precio justo del carbono. La herramienta incluirá enfoques recomendados para la formulación de objetivos y vías de toma de decisiones basadas en las necesidades individuales de una organización para medir e informar sobre los impactos de las acciones de desarrollo sostenible, incluido su uso en los mercados de carbono, la cadena de suministro comercial, intervenciones a escala de ciudad o evaluaciones NDC. Aunque aún está en desarrollo, el diseño de la herramienta considerará cómo reducir las barreras para medir, cuantificar y certificar los impactos de los ODS, incluidas las plataformas basadas en TI y las soluciones basadas en blockchain.

La fijación de precios del carbono, a través de un impuesto al carbono o un sistema de límites máximos y comercio, ha demostrado ser eficaz para abordar el cambio climático y puede ser una herramienta esencial para cumplir los ODS. Por lo tanto, ALLCOT cree firmemente que las políticas de fijación de precios del carbono deben diseñarse para ayudar a lograr la agenda global de desarrollo sostenible para beneficiar la lucha contra el clima.

Informe de Liderazgo para la Fijación del Precio del Carbono

Por otro lado, La Coalición de Liderazgo para la Fijación del Precio del Carbono ha publicado el Informe de Liderazgo para la Fijación de Precios del Carbono, en el que ALLCOT Group ha participado. Este informe actúa como el informe anual de la CPLC 2018/19, que proporciona una actualización de las actividades de la CPLC durante el último año. También muestra artículos de líderes de opinión para inspirar y guiar a líderes gubernamentales y empresariales para aumentar su ambición para fijar precios del carbono.

Puede leer el informe completo aquí y la contribución de ALLCOT Group en la página 56.

Adaptación al cambio climático a través del reciclaje de botellas de plástico

De acuerdo a recientes estudios, durante el proceso de descomposición del material plástico se producen emisiones de metano y etileno, dos gases de efecto invernadero con un elevado poder de calentamiento global. Es decir, determinados plásticos son vulnerables a los procesos de degradación causada por factores ambientales como la luz, calor, humedad, oxidación química y actividad biológica, que provocan cambios físicos y químicos en la estructura del polímero. Según un estudio reciente publicado en PLOS ONE (Royer S-J, Ferrón S, Wilson ST, Karl DM (2018) Production of methane and ethylene from plastic in the environment. PLoS ONE 13(8): e0200574. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0200574), el polietileno libera aditivos y otros productos de degradación en el medio ambiente durante toda su vida útil y, una vez liberados, pueden ser tóxicos y tener efectos adversos en el medio ambiente y la salud. Además, hay que tener en cuenta que dichas emisiones van aumentando progresivamente durante el paso del tiempo.

 

Mitigación y adaptación al cambio climático

En los últimos años están emergiendo numerosas iniciativas de disminución y reciclaje de este tipo de residuos. Un mayor reciclaje de plástico ayudará a reducir la dependencia de los combustibles fósiles para nuevas producciones y reducirá las emisiones de CO2, de conformidad con los compromisos de mitigación del cambio climático del Acuerdo de París. Pero existen otras soluciones, de carácter innovador que están consiguiendo la fabricación de distintos productos a partir del reciclaje de plásticos. Pequeñas empresas que son capaces de producir material de construcción usando como materia prima botellas de plástico recicladas. Estos bloques de construcción, tienen unas características de ligereza, durabilidad y versatilidad que los hacen idóneos para la reconstrucción de áreas afectadas por eventos extremos causados por el cambio climático, contribuyendo por tanto a la adaptación al cambio climático.

La capacidad aislante del material con el que se producen permiten construir viviendas adecuadas para aquellas localidades donde las olas de calor causan graves problemas de salud, sobretodo, en las poblaciones más vulnerables.

El agua es el principal agente de deterioro de los materiales porosos como la piedra y el ladrillo, y los cambios en la humedad inducidos por el cambio climático son una preocupación en el sector de la construcción, que no afecta a las viviendas construidas con dichos bloques. Su ligereza además hace que su traslado sea menos costoso, menos emisor de gases de efecto invernadero, y fácil de llevar hasta zonas devastadas por eventos climáticos extremos como riadas, tsunamis o terremotos. Todas estas características facilitan además la construcción de asentamientos temporales durante dichos fenómenos.

A largo plazo, si iniciativas así prosperan, la cadena de valor del plástico estará mucho más integrada, y la industria química colaborará estrechamente con los recicladores para ayudarlos, por ejemplo, reemplazando sustancias que dificultan los procesos de reciclaje.

 

Incrementando la resiliencia de los ecosistemas

Recuperar los desechos plásticos acumulados en los ríos, playas y cualquier otro ecosistema para la fabricación del material de construcción, aumentará la calidad y cantidad de especies de flora y fauna, especialmente aquellas que están amenazadas, incrementando por tanto la biodiversidad. Cuanto mayor sea el número de especies que viven en un ecosistema, más probabilidades tendrán de supervivencia, asegurándose así también que se mantiene la funcionalidad de los mismos y son, por tanto, más resistentes y resilientes a los efectos del cambio climático.

Las actividades de limpieza de las riberas de los ríos para obtener los residuos plásticos contribuyen también a una mejor recarga de los acuíferos locales y por tanto garantizan en mayor medida el acceso al agua. Se pueden crear además incentivos locales que de alguna manera fomenten actividades de limpieza de este tipo de ecosistemas.

 

Contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Iniciativas de este tipo, implementadas en países en vías de desarrollo, empoderando a las comunidades locales y focalizado en las mujeres, tienen una clara contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Utilizan el ODS 13 (Acción por el Clima) como vehículo de canalización de la contribución a otros ODS como Igualdad de Género (ODS 5), Reducción de la Pobreza (ODS 1), Agua limpia (ODS 6) o Trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), entre otros.

La producción mundial del plástico se ha multiplicado por 20 desde los años 60, llegando a los 322 millones de toneladas en 2015, y se espera que supere los 600 millones en 2030. La mayor parte de los residuos de plástico en el mundo terminan en el mar. Greenpeace afirma que los desechos de plástico matan aproximadamente a 100.000 mamíferos marinos cada año, así como a millones de aves y peces. Por tanto, necesitamos más iniciativas creativas e innovadoras que sean capaces de aunar mitigación y adaptación al cambio climático. Necesitamos esfuerzos adicionales para la descarbonización de nuestra economía creando a su vez oportunidades de crecimiento sostenible.

 

Las empresas utilizan cada vez más los Objetivos de Desarrollo Sostenible para definir su estrategia de negocio

Las empresas utilizan cada vez más los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para definir sus estrategias de negocio, según la 10ª Encuesta anual del estado de la empresa sostenible BSR / Globescan, que proporciona información sobre el mundo de los negocios sostenibles e identifica las percepciones y prácticas comunes de los profesionales de la sostenibilidad corporativa.

150 ejecutivos de sostenibilidad de la red Business for Social Responsibility (BSR) han participado y el 71% están utilizando los ODS para establecer objetivos internos o tienen la intención de hacerlo en el futuro cercano.

Algunos de los resultados más interesantes son:

-Las empresas están definiendo una nueva agenda de sostenibilidad. La integridad corporativa y la diversidad y la inclusión son las principales prioridades para los esfuerzos de sostenibilidad en 2018.

-La sostenibilidad debe integrarse en la estrategia: tres cuartas partes de los profesionales observan que estudiar de manera efectiva las tendencias mundiales significa garantizar que la sostenibilidad sea una cuestión comercial general, lo que requiere tanto integración organizativa como nuevos enfoques de estrategia y gobernanza.

-Los ODS son la estrategia impulsora: ha habido un aumento significativo en las empresas que usan los ODS para informar sobre sus objetivos.

– Las empresas tienen un enfoque limitado en los impactos de la cadena de valor: las empresas adoptan un enfoque inconsistente para abordar los problemas clave en sus cadenas de valor, y los esfuerzos para ir más allá de sus propias operaciones siguen siendo limitados.

-Hay una necesidad de más colaboración multifuncional: los equipos de sostenibilidad aún luchan estar más activamente dentro de la planificación estratégica del negocio.

-Se puede mejorar la comunicación.

-La integridad corporativa y la ética son las principales prioridades para los equipos de sostenibilidad en 2018.

-Las empresas están experimentando con nuevas estructuras de gobierno y enfoques para gestionar las preocupaciones cambiantes de las partes interesadas. Esto requiere una coordinación más estrecha entre la sostenibilidad, la ética y el cumplimiento, y las funciones de asuntos gubernamentales / corporativos.

Puedes leer el informe completo aquí